interes

Tal como hemos comentado, los tipos de interés cerraron el EURIBOR cerró en el 0,18%. Por otra parte en España ya se han dado casos de emisiones de deuda publica en la que los tipos de interés pagados han sido cero o incluso negativos. Son las menos, pero son casos que se han producido. Algo que nos lleva a preguntarnos, ¿puedo llegar a cobrar de mi banco por tener una hipoteca?

La respuesta sencilla, a nivel técnico, seria que si. En principio no hay nada en la hipoteca ni sus condiciones que implique que en caso de tipos negativos no tenga que ser el banco el que abone al cliente el pago de los interés en caso de que la suma de tipo de referencia y diferencial sea negativa.  De hecho, y apelando a las condiciones de contratación en general y a la reciprocidad   de la contratación en particular, casi seria obligado que esta condición se aplicase con total normalidad.

Sin embargo queda la parte de respuesta a nivel real. Una respuesta que nos dice que en la practica va a ser prácticamente inviable que este suceso se produzca, por diversas razones.

En primer lugar por causa de la propia política de tipos de la Unión Europea. Actualmente los tipos que marca la Unión están en mínimos históricos y seguramente no bajen mas, considerando ademas el famoso plan de estimulo mediante la compra masiva de deuda, que se esta encargando de abaratar los costes de financiación de los países europeos, por lo que no es previsible que se produzcan nuevas bajadas. Y de hacerlo nunca se rebasaría el umbral del 0%.

Y es que este es el segundo elemento a tener en cuenta. Europa nunca ha vivido tipos negativos en sus tipos de interés ni en el EURIBOR por lo que resulta casi imposible que se presente el diferencial negativo que permita a los hipotecados cobrar intereses . Sobre todo por la existencia de diferenciales de tipos de interés, que incrementan el precio de la hipoteca, y por tanto exigirían que los tipos bajasen aun más para poder cobrar del banco. En el caso, por ejemplo, de un cliente que tenga su hipoteca con EURIBOR + 0,25 haría falta que los tipos se situasen al menos en un -0,26 para poder hacerlo. Algo muy poco probable a la vista de los acontecimientos.

Para acabar de descartar este extraño caso, no podemos olvidar la presencia de las clausulas suelo, por las que los clientes están obligados al pago de un cierto tipo de interés mínimo con independencia del tipo que les debería de corresponder debido a su combinación de Euribor y diferencial. Por tanto aun cuando los tipos tocasen este nivel necesario para que la combinación fuera favorable al cliente, la existencia de esta clausula suelo va a impedir al cliente poder acceder a ella.

Así las cosas, aunque teóricamente si seria posible que un consumidor llegase a cobrar intereses de su banco por razón de la evolución de los tipos. Sin embargo la cuestión puede llegar a producirse tal como se está hablando en el caso de Portugal. No obstante, como detallaremos en otro artículo, su caso es algo particular, principalmente por ser la referencia clave el Euribor pero a 6 meses.

s