papeleos

Hablamos hace unos días de que la concesión de hipotecas, pese a que no ha tocado suelo todavía, si parece empezar el cambio de tendencia, con una mayor presencia en los medios de comunicación de ofertas de hipotecas y de publicidad relacionada justamente con este producto maldito hasta ahora. Sin embargo muchos aun piensan que estas hipotecas tienen las mismas características que las anteriores. Y nada mas diferente de la realidad. Veamos cuales son los parámetros claves de estas nuevas hipotecas.

Diferenciales en el interés

En los tiempos previos a la crisis hemos llegado a ver diferenciales de tipo de interés de hasta 0,35 puntos. Una cantidad ciertamente exigua, que sin embargo luego no se llegaba a cumplir en ningún momento, porque la presencia de las clausulas suelo causaba que el interés real de las hipotecas fuera superior al pactado. En todo caso las nuevas hipotecas incluyen diferenciales que llegan a marcar un 3%  mas al tipo de referencia al que se vinculen. Por tanto el coste de las hipotecas se ha encarecido y mucho.

Clausulas suelo

La decisión del Supremo de anular las clausulas suelo debía de estar ya aplicada en todas las nuevas hipotecas firmadas. Sin embargo son numerosas entidades las que se están encargando de incluir de nuevo las clausulas suelo en sus hipotecas. En parte mediante “arreglos” a bolígrafo en los documentos de las escritura, mientras que en otros casos directamente como lo han hecho con anterioridad, en las hipotecas que firman. Eso si encargándose de dejarlo todo lo claro que pueden para no encontrarse de nuevo con problemas. Y dado que la banca es la que tiene la sartén por el mango pues al cliente no le queda otra que aceptar.

Requisitos a los solicitantes

Si seguimos analizando los cambios, los requisitos a los solicitantes no hacen sino incrementarse aun mas: trabajo fijo para los dos cónyuges, obligación de contratar todo tipo de productos como planes de pensiones y seguros, mas avalistas y mas garantías para poder acceder  a la hipoteca… Esta tendencia ya la habíamos visto en los últimos meses, pero a cada día que pasa se endurecen aun mas las exigencias de la banca previo a la aprobación de cualquier operación.

Importes y plazos

Igual que antaño las hipotecas se concedían por importes superiores incluso al precio de tasación de la finca en cuestión,  en la actualidad ese importe queda limitado por la normativa aprobada por el banco de España, siendo el 80% el importe mas elevado que podemos obtener del total de la tasación.

En cuanto a los plazos también se aprecia en la nueva oferta un recorte generalizado de los plazos disponibles de amortización que, salvo excepciones, no van a exceder los 25 años de amortización. Es otra forma de impedir el endeudamiento excesivo del prestatario pero también de reducir los riesgos de la entidad.

En resumen

Como hemos visto, las nuevas hipotecas son aun mas caras y mas estrictas de conceder que las anteriores. Una tendencia que por lo que vemos, no ha hecho mas que empezar y que puede suponer un quebradero de cabeza para los consumidores, que ademas se van a seguir viendo abusados por el poder de la banca, que tiene el poder de concesión y de seguir abusando con clausulas como los suelos o con diferenciales que cubren el importe de esos suelos. En resumen, tal como venia pasando antes, la banca sigue ganando.

s