13

Aunque el mercado hipotecario está prácticamente cerrado, aquellos que precisen de una hipoteca aún pueden probar suerte. Especialmente si demuestran que no la necesitan. Veamos 10 prácticos consejos para encontrar la mejor hipoteca del mercado.

  1. Siempre hipotecas referenciadas a EURIBOR: es el índice de referencia que cotiza más bajo de todos los existentes y si el diferencial no es elevado resulta más económicos que los demás índices.
  2. Siempre comparar diferenciales y no los intereses a fijo: aunque una hipoteca nos ponga un interés apetitoso durante el periodo fijo, lo que más vamos a pagar es el variable así que cuanto menor sea importe menos pagaremos durante la vida del préstamos.
  3. Para comparar, buscar el TAE: tiene que estar obligatoriamente en todos los documentos y publicidad del préstamo y es clave buscarlo para poder conseguir las mejores condiciones.
  4. Cuanto menos dinero pidamos, menos se paga: es una cuestión de lógica pero muchas veces se nos olvida. Si pedimos el dinero imprescindible para la compra de la vivienda y nada más nos ahorraremos intereses y demás gastos. Siempre podemos recurrir a otro préstamo para la reforma o para otros fines.
  5. Cuanto menos plazo, mejor. Las hipotecas, respecto de los plazos, llegan a un punto en que apenas bajan los interés por mucho que alarguemos el plazo, porque los propios intereses se retroalimentan e impiden bajadas de cuota. Por tanto, cuanto menos plazo, menos gasto.
  6. Buscar, comparar y volver a empezar: cuantas más entidades visitas y más ofertas obtengas más cerca estarás de tu hipoteca perfecta. Los bancos están a nuestro servicio así  que no tengas problema en acudir a todos los que necesites para encontrar esa hipoteca idónea.
  7. No te fíes de la publicidad: la publicidad está hecha para vender y no siempre es real del todo. Lo que verdaderamente importa es lo que va a figurar en la escritura final del préstamo. Tampoco te creas todo lo que te diga el asesor de turno ya que esta para vender, y no para ayudarte.
  8. Cuanto más fácil te lo pongan, más caro te lo cobran: las entidades que ofrecen préstamos o hipotecas sin garantías ni avales son las que te van a cobrar los tipos más caros. Igual ocurre con los brokers que se comprometen a buscar la mejor hipoteca pero al final colocan la que más comisión les paga y además te  cobran por ella.
  9. No firmes nada sin saber lo que firmas: ni ofertas, ni hipotecas ni propuestas. No permitas que te presionen. Tomate tu tiempo. Tal como está el mercado más vale esperar un poco y enterarse bien de lo que estas firmando a tener problemas en el futuro por no haber hecho los deberes.
  10. Quizá el más importante de todos: mucho sentido común. Si algo parece demasiado bueno para ser verdad seguramente es porque no sea así. Piensa todo lo que necesitas. Compara, busca, analiza… es tu dinero y tu mandas en el.
s